Can’t stand losing you The Police

Hola,

Existen canciones que pueden analizarse desde varios ángulos porque ofrecen distintos elementos que se prestan al análisis, al debate o a la simple documentación.

Es el caso de la canción de esta semana que, como muchas otras, tiene el tema del rompimiento amoroso; aquí, desde el punto de vista del chavo que se entera que fue cortado.

La escena descrita en el primer verso es tan típica y está narrada en una forma tan directa, que no deja dudas acerca de que es la vivencia de un adolescente, de cualquier adolescente; es la narración de una experiencia que pudo ser tuya, o mía. Y nos genera quizá, una sonrisa. Hasta aquí, la identificación es plena y no aparecen las pretensiones, ni las sofisticaciones que vendrían tan solo unos años después, en las letras del mismo autor.

Viene luego el primer coro, que es el ingrediente punk/reggaesco que le permitió a la canción disfrazar el antecedente jazzístico y virtuoso de los integrantes del grupo, lo cual a su vez, les facilitó integrarse a la corriente musical de vanguardia de la época.

A continuación, llega el segundo verso que no solo nos mueve a la risa, sino que además, constituye un testimonio de ciertos aspectos muy puntuales de la cotidianeidad de la época, que hoy ya no existen. Entre el humor de la letra y el ritmo de la canción, es fácilmente posible caer en la tentación de comenzar a bailar.

Después de un segundo coro, llega el último verso que magistralmente le da un giro al tema convirtiendo un berrinche en una nota suicida, pero, envuelta en un ritmo atrayente y narrada con una voz con un tono tan suave e  inocente que es difícil descubrir el verdadero fondo y entonces, dejar de bailar.

Se trata de Can’t stand losing you” de “The Police”, del disco “Outlandos d’Amour” de 1978.

Desde la Ciudad más grande del Mundo,

JH

PD: En sus primeras presentaciones en vivo y debido al pequeño número de canciones que tenían, el grupo solía improvisar a la manera del jazz, justo a la mitad de esta canción, para hacerla más larga y así poder cumplir con el tiempo establecido para los shows.

PD 2: Esta (y otras canciones) de “The Police” son tan genuinamente adolescentes (energéticas, berrinchudas, rebeldes, contradictorias), que es muy difícil conciliarlas versus la imagen actual de los integrantes del grupo; la ejecución sigue siendo brillante, pero, como que ya es difícil creerles que se identifican con el mensaje.

PD 3: La portada del sencillo (45 RPM) de esta canción, presenta a una persona ahorcada, lo cual, choca tremendamente con su humor musical, más bien alegre. Incluso, la BBC vetó la canción debido a su sugerente insinuación de suicidio.

 

¿Así o más gráfico? El modelo de la foto no es otro que Stewart Copeland, baterista del grupo

¿Así o más gráfico? El modelo de la foto no es otro que Stewart Copeland, baterista del grupo

 

PD 4: A pesar de su imagen, “The Police” no puede considerarse como una banda netamente Punk; pero sí como la que pudo combinar de manera más exitosa, el espíritu punk, con la ejecución profesional y las letras más ingeniosas, lo que a la postre los llevaría a ser el grupo más importante del mundo, allá por 1983/84.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s