Yoshimi battles the pink robots, Flaming lips

Hola,

Paralelamente al advenimiento masivo de las máquinas, al inicio de la Revolución Industrial que irrumpió en sociedades mayoritariamente rurales, se fue gestando la idea de que las máquinas son malas y apocalípticas.

Esta idea se ha ido transformando y actualizando y se ha reflejado notoriamente en diversas artes, como la literatura, el cine y la música.

En el cine, toda una mitología se ha creado a partir de la obra de ciencia ficción “Terminator”, co-escrita por James Cameron (Director de “Titanic” y de “Avatar”, otra obra con tintes anti-máquinas) y que a partir de 1984 es un símbolo de referencia de la cultura pop a nivel mundial.

Los robots Terminators, diseñados para exterminar a los humanos

Esencialmente, la historia versa acerca de cómo máquinas evolucionadas, Robots casi humanos, intentan exterminar a la humanidad y de cómo esta trata de defenderse. El héroe de la saga es John Connor, líder de la resistencia humana; pero, como detrás de todo gran hombre hay una gran mujer, el personaje de la madre de John, Sarah Connor, es de suma importancia, ya que es ella quien lo prepara y entrena.

Sarah Connor – La madre y formadora del Hérore

De la serie de películas “Terminator”, en el 2009 se desprende la serie de televisión: “Terminator: The Sarah Connor chronicles”, que se adentra en la vida de una mujer, madre soltera, que debe proteger a su hijo adolescente y entrenarlo para que en el futuro sea el líder de la humanidad y esperanza de Paz. Fácil ¿Verdad?

En la serie, Sarah Connor es una mujer dura, versada en armas, artes marciales, explosivos y hasta experta en viajes en el tiempo, cuya misión es evitar que ganen los robots.

La canción de esta semana, aparecida en el 2002, es una descripción casi perfecta de Sarah y sus aventuras. Se trata de “Yoshimi battles the pink robots Pt.1”, del álbum “Yoshimi battles the pink robots” del grupo “Flaming Lips”.

La letra alude a la misión de Yoshimi de proteger a la humanidad del peligro de los robots exterminadores, aunque nadie crea que existen.

La canción es una sugerente combinación entre guitarras acústicas y sintetizadores, que le dan forma a una balada electro-pop, muy contemporánea y muy divertida, salpicada de detalles acústicos que le agregan frescura a un tema que de otra forma sería ominoso. Sin embargo hacia el final, la melodía de los teclados expresa sutilmente lo trágico de la historia, lo difícil que ha de ser Yoshini/Sarah Connor, lo difícil que es ser Madre.

Desde la Ciudad más grande del Mundo

JH

Esta canción de la semana se escucha mejor con audífonos Sennheiser

PD: Felicidades (atrasadas) a todas las Mamás y gracias por preparar a los jóvenes que cambiarán el futuro del Mundo, como Sarah Connor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s