Archivo de la etiqueta: En directo

See me, feel me The Who

“Descubrimiento espiritual desembocado en una introspección profunda, que se desnuda bajo un formato de ópera rock, de nombre “Tommy”; obra clave de “The Who” de 1969, que les dió prominencia y permanencia y de la cual se deriva “See me, feel me””

Hola,

Desde 1966, en el auge de su éxito como parte de la ola musical inglesa prevaleciente en la época, Pete Townshend, líder del grupo Británico “The Who”, buscaba trascender artísticamente e ir más allá de los éxitos Pop.

La conjugación de su mente creativa y el encuentro con la propuesta espiritual de un Religioso Indio de nombre Meher Baba, le dieron a Townshend la base de inspiración para dar ese salto de calidad que él ansiaba.

Su idea fue tratar de transmitir las ideas religiosas de Meher Baba, a través de la historia de un personaje ficticio de nombre Tommy. En el camino, buena parte de la obra fue un ejercicio catártico en el que Towsnend reconoció y liberó a sus propios demonios, tocando temas tan fuertes como el abuso sexual infantil y el bullying.

El personaje central, Tommy, es ciego, sordo y mudo, en lo que parece ser una metáfora, derivada de las ideas de Meher Baba, de que los hombres vivimos en una muy limitada ilusión (Canción “Amazing journey”) que nos impide experimentar (ver, escuchar y participar) una realidad superior y no es hasta que rompemos la imagen que tenemos de nosotros mismos (Canciones “Smash the mirror” y “Sensation”) , que podemos acceder a esa realidad superior.

Lo ideal sería reseñar aquí todo el álbum, pues se trata de una obra conceptual en la que todas las canciones narran secuencialmente la historia de Tommy; pero para ello, mejor recomiendo el fantástico documental “Sensation: The Story of the Who’s Tommy” (Sensación: La historia de Tommy por “The Who”). A cambio, comentaré dos canciones de la obra.

Fantástico documental en el que los principales creadores de

Fantástico documental en el que los principales creadores de “Tommy” narran su proceso de génesis

La primera, See me, feel me parece describir un encuentro de iniciación con un Maestro, de acuerdo a las creencias de ciertas corrientes filo-religiosas de oriente; la letra menciona:

“Listening to you, I get the music               /          Escuchándote, entiendo la música

Gazing at you, I get the heat                         /          Mirándote, siento el calor

Following you, I climb the mountain        /          Siguiéndote, subo montañas

I get excitement at your feet                         /          Siento un éxtasis a tus pies

Right behind you, I see the millions          /          Justo detrás de tí, hay millones

On you, I see the glory                                    /          En tí, veo la Gloria

From you, I get opinion                                  /          De tí, obtengo una opinión

From you, I get the story                               /          De tí, entiendo de lo que se trata”

Claramente puede notarse, que esta parte de la canción es prácticamente una Oración, que a la vez alaba y agradece.

La música tiene dos partes totalmente identificables; la primera, en la que es sumamente prominente la (magnifica) voz de Roger Daltrey y el toque dramático lo da Keith Moon con el uso de platillos y redobles de tambor, con la guitarra y el bajo como mero  acompañamiento. Esta primera parte, lenta y tranquila, transmite la idea de una petición, pero sin desesperación, ni frustración y justo cuando se da la comunión deseada, la música se vuelve más intensa y Townshend acompaña en las voces a Daltrey y los cuatro, van de forma espiral ascendente, hacia un éxtasis musical que se repite varias veces hasta el final…es conocido que durante la interpretación de esta canción, en el mítico festival de Woodstock en 1969, comenzó a salir el sol del amanecer, dándole a la canción una dimensión extra que quizá ninguna otra presentación haya tenido.

La otra canción a mencionar aquí es “Tommy can you hear me?” (Tommy ¿Puedes oírme). La letra, desde mi punto de vista, puede tener dos lecturas distintas pero relacionadas; la primera tiene que ver con la historia de la obra, en la que Tommy por fin sale de su aislamiento sensorial y sus padres, al darse cuenta de ello, tratan de comunicarse con él. La segunda interpretación tiene que ver con la época en la que se escribió esta canción, tiempos en los que, dadas las circunstancias peculiares de ese momento, había una marcadísima y no pocas veces violenta, brecha generacional, por la que los adultos no podían comunicarse con los jóvenes, que estaban viviendo en un mundo totalmente nuevo y ajeno para las generaciones previas:

“(Father):                                              /                 (El Papá dice):

Tommy can you hear me?             /                 Tommy ¿Puedes oírrme?

Can you feel me near you?            /                 ¿Puedes sentir mi cercanía?

(Mother):                                              /                 (La Mamá dice):

Tommy can you see me?                /                 Tommy ¿Puede verme?

Can I help to cheer you.                  /                 ¿Puedo ayudar a alegrarte?

La música, paradójicamente, es alegre y transmite un sentimiento de esperanza . . . la comunicación es posible . . . en el video se aprecia la completa satisfacción que ejecutar esta obra le producía a los miembros del grupo y es esta vibra la que le llegó en su momento a millones de jóvenes.

Desde la Ciudad de México.

JH

PD: El álbum “Tommy” fue etiquetado, desde antes de su publicación, como la primera Ópera Rock. Si nos atenemos a la definición de ópera, parece que “Tommy” cumple con prácticamente todos los elementos:

Ópera (del italiano opera, ‘obra musical’) designa, desde aproximadamente el año 1650, un género de música teatral en el que una acción escénica es armonizada, cantada y tiene acompañamiento instrumental. Las representaciones son ofrecidas típicamente en teatros de ópera, acompañados por una orquesta o una agrupación musical menor. Forma parte de la tradición de la música clásica europea u occidental”

Lo realmente destacable es que las 24 canciones del disco “Tommy”, pueden escucharse como una sola obra, o, pueden disfrutarse de manera individual.

La portada del LP es una obra de Mike McInnerney seguidor de Meher Baba, que busca también transmitir visualmente las ideas de su Maestro, plasmadas en el disco

La portada del LP es una obra de Mike McInnerney seguidor de Meher Baba, que busca también transmitir, visualmente, las ideas de su Maestro plasmadas en el disco

PD 2: Adicionalmente a crear 24 canciones que narraran una historia, Pete Townshend cuidó que cualquiera de ellas pudiera ejecutarse en vivo, siguiendo deliberada y arriesgadamente, un camino opuesto a lo que “The Beatles” y “The Beach Boys” estaban haciendo en aquella época. Esto le permitió a “The Who” presentar la obra en muchos y diversos escenarios y trascender a súper estrellas internacionales de Rock, a partir de sus presentaciones en el Teatro Metropolitano de Opera de Nueva York y sobretodo, en el Festival Woodstock.

PD 3: “The Who” contó con un puñado de talentos excepcionales que le hacen ser una de las bandas de música rock más importantes de la historia. Townshend es un escritor fuera de serie y un guitarrista espectacular; Keith Moon tenía un estilo interpretativo único que no solo destacaba por su teatralidad, sino que también por su capacidad de transmitir emociones. Daltrey logró transformarse y superarse hasta ser el vocalista ícono de los 70s y John Entwistle fue un bajista que supo no desentonar con toda esa energía y talento que le rodeaban.

En la alineación original de

En la alineación original de “The Who” había mucho talento.                   Imagen por J Saurer

PD 4: “Tommy” tuvo tal impacto que fue hecho película y años más tarde obra de teatro musical. Las tres versiones fueron sumamente exitosas, tanto comercial como artistícamente.

Recuerdo que en México, en aquel entonces todavía impregnado de forma importante por los conflictos derivados de la brecha generacional y aún bastante aislado culturalmente del resto del mundo, el estreno de la películad “Tommy” fue un evento que causó furor entre los adolescentes y jóvenes de la época, así como algún resquemor por parte de la generación mayor.

En la película, algunos de los personajes fueron encarnados por Elton John, Tina Turner, Eric Clapton y Jack Nicholson. El papel de Tommy lo tuvo Roger Daltrey.

Poster promocional de la película

Poster promocional de la película

Esta canción se escucha mejor con audífonos Sennheiser

mslogo

Anuncios

Rock and Roll All Nite Kiss

“Intensa simbiosis emocional, con la intención de volverte loco si tú los llevas al desenfreno. Clarísima invitación de KISS para que juntos, armemos una gran fiesta: “Rock and Roll All Nite”, de su álbum doble de 1975 KISS ALIVE!

Hola,

Hace ya algunos años (muchos), tuve una discusión con un amigo acerca de la calidad interpretativa y del sonido en los conciertos de Rock. Sus argumentos eran que, primero, los grupos nunca sonaban igual en concierto a como sonaban en los discos (ya que, por ejemplo, no podían reproducir idénticamente los solos de guitarra) y segundo, que con el escándalo que produce el público, es imposible apreciar la interpretación de los músicos y de los cantantes; su conclusión: Es mejor quedarte en casa y escuchar el álbum.

Por supuesto que en gustos se rompen géneros; mi principal argumento en aquella discusión, era que la experiencia de asistir a un concierto de Rock, no se limita a escuchar la música.

Al igual que cuando vamos al cine, el ambiente emocional colectivo definitivamente cambia la experiencia; el poder observar el estado de ánimo de los músicos, el desenvolvimiento escénico, los mensajes no verbales entre los músicos (o la ausencia de ellos) e incluso, gracias al avance tecnológico en la definición y tamaño de las pantallas, el poder observar muy a detalle sus técnicas interpretativas, son un bono que enriquece mucho la experiencia; claro, asumiendo que de entrada, la oferta musical vale la pena.

Los discos grabados en presentaciones en vivo, a veces nos permiten atestiguar ese ambiente colectivo y si están bien grabados, nos permiten conocer la interacción del público con el artista.

Una de las agrupaciones que mejor supo aprovechar el gran impacto de sus presentaciones en vivo, hasta llegar a ser súper estrellas internacionales, fue la banda Neoyorkina “KISS” y lo pudieron dejar perfectamente plasmado, en grabaciones como “Rock and Roll All Nite”, que es una canción diseñada para que el público interactúe con ellos y sea una especie de himno de batalla a interpretarse para intensificar, simbióticamente, la emoción.

Kiss retrato

La letra lo expresa, muy claramente, desde un inicio:

“You show us everything you’ve got                      /          Muéstranos todo lo que traes

You keep on dancin’ and the room gets hot       /          Sigue bailando, el lugar se ambientará

You drive us wild, we’ll drive you crazy                /          Trastórnanos y te enloquéceremos

You say you wanna go for a spin                             /          Dices que quieres salir a pasear

The party’s just begun, we’ll let you in                  /          La fiesta comenzó, te dejaremos pasar

You drive us wild, we’ll drive you crazy                /          Trastórnanos y te enloquéceremos

You keep on shoutin, you keep on shoutin        /          Sigue gritando, sigue gritando:

I wanna rock and roll all nite                                    /          Quiero, rock toda esta noche

And party every day                                                      /          Y fiesta cada día”

En cuanto a la música, también está perfectamente diseñada para transmitir el mensaje festivo. Comienza con la introducción de Paul Stanley (“Starchild”/ Niño de las estrellas) que con su voz rasposa nos invita a la fiesta; enseguida, entra la batería de Peter Criss (“Catman” / el hombre gato) que es como un tambor de guerra llamando a la acción, seguido por el prominente sonido del bajo y el acompañamiento de las guitarras, a cargo de Gene Simmons (“The demon” / El demonio), de Ace Frehley (“Spaceman” / El hombre del espacio) y del propio Stanley, respectivamente.

Guitarra Sovereign modelo Silvertone, similar a la utilizaad por Paul Stanley en los vidoes que presento en esta reseña

Guitarra Sovereign modelo Silvertone, similar a la utilizada por Paul Stanley en los videos que presento en esta reseña

Se trata de una melodía sencilla y cíclica, en la que las partes corales y el ocasional silencio de las guitarras, invitan claramente a que el escucha coree la frase principal, incorporándose en la interpretación, para sentirse al menos por un momento, parte de la banda.

La canción tiene un solo de guitarra, a cargo de Ace Frehley, que no existe en la versión original de estudio y que es un vínculo directo con los orígenes del Rock’n’Roll, en específico, a los solos del pionero Chuck Berry (Ver la reseña “Roll over Beethoven”).

Guitarra Epiphone Les Paul, similar a la favorita del guitarrista original: Ace Frehley

Guitarra Epiphone Les Paul, similar a la favorita del guitarrista original: Ace Frehley

Pongo a continuación dos versiones en vivo, ambas con más de 35 años de diferencia con respecto de la versión original. En ellas, podemos ver a distintas generaciones contribuyendo y a la vez disfrutando de ese ambiente emocional colectivo, que muy pocas bandas pueden producir a lo largo de tanto tiempo.

Desde la Ciudad de México.

JH

PD 1: Es totalmente obvio mencionar que en “KISS”, tan importante, o más, es la imagen que la música y es quizá por ello que sus presentaciones en vivo siempre han sido mucho más contundentes que sus obras de estudio. El gran mérito de su disco “KISS Alive!”, es que precisamente logra transmitir, al menos en parte, la sensación de estar ahí.

Casi desde su publicación, “KISS Alive!” ha sido objeto de críticas y especulaciones, debido a que se cree que fue editado para sonar mucho mejor de lo que la banda sonaba en sus presentaciones; en mi opinión, es totalmente irrelevante si el disco fue sobre producido, o no, pues cumplió, de manera contundente, con la expectativa de replicar la experiencia de estar en la arena, lo que le valió a “KISS” llegar al súper estrellato mundial.

PD 2: Un fenómeno iniciado espontáneamente, en 1975, por dos admiradores de la banda, fue la creación del grupo de fans, conocido como “KISS Army”, que en su mejor momento llegó a tener aproximadamente 100,000 seguidores formales y quien sabe cuántos más de nombre.

El logo de “KISS Army” debe estar, fácilmente, entre los 5 íconos visuales más representativos del Rock.

El autor de este Blog antes de comenzar un concierto de KISS en la Ciudad de Méico en el 2010. Atrás, el inconfundible logo de

El autor de este Blog, antes de que comenzara un concierto de KISS en la Ciudad de México en el 2010. Atrás, el inconfundible logo de “KISS ARMY”

PD 3: Allá por finales de los años 70s del siglo XX, surgió en la Ciudad de México una pandilla, inspirada en la película “The Warriors”, que se autonombró BUK – Banda Unida de KISS – y que rivalizaba al poniente de la ciudad, con la legendaria “Panchitos Sex Punk Band”

PD 4: En alguna entrevista, Paul Stanley declaró que el uso de maquillaje y de disfraces, además de caracterizarlos de manera única, servía para que en los conciertos, aún la gente que estaba  muy lejos del escenario pudiera reconocer quien era quien.

La exitosa visión mercadotécnica de Gene Simmons y la entonces muy importante influencia de MTV, se unieron en 1983 para lanzar un evento icónico: KISS sin maquillaje y sin disfraces; sin embargo, el efecto a mediano plazo fue como haberle cortado el cabello a Sansón: KISS ya nunca volvió a ser el mismo y solo hasta que los 4 miembros originales se reunieron en 1995 es que la banda recobró algo de su gloria pasada.

PD 5: Prácticamente, no hay publicación especializada que en su lista de los mejores álbumes grabados en vivo, no incluya al “KISS Alive!”, como uno de los mejores a la fecha. En lo personal, me gusta más el “KISS Alive II”

Kiss Alive II open

Interior de la funda del álbum doble “KISS Alive II”, que nos da una muestra de lo que son los shows de esta banda, desde hace más de 30 años

Esta canción se escucha mejor con audífonos Sennheiser

mslogo