Archivo de la etiqueta: Reagge blanco

Rudie can’t fail, The Clash

En la cúspide de su capacidad creativa, “The Clash” reinterpreta los ritmos caribeños que invadieron la isla Británica a finales de los 70s, para defender enfáticamente a los chicos “Rude”. De su magnífico disco de 1979, “London Calling”: “Rudie Can’t fail

Hola,

Once años de gobierno del partido Laborista en Inglaterra (de 1964 a 1970 y de 1974 a 1979), marcados por políticas populistas, estatistas y controladoras, derivaron en un perene estancamiento social y económico, con el consiguiente desempleo e inflación que culminaron en un descontento que hartó a buena parte de la sociedad inglesa y muy particularmente a su juventud.

Es bajo estas circunstancias que el movimiento Punk (musicalmente importado de N.Y.) se afianza en la juventud británica, pues logra canalizar y expresar perfectamente el sentimiento de impotencia y desesperanza reinante en aquellos momentos (Ver reseña de la canción “Anarchy in the UK”).

El mejor exponente musical del Punk es, por mucho, “The Clash” y en parte lo es, no solo por hacer una crónica inteligente e irónica de lo que estaba sucediendo en su país (y buena parte del Mundo) allá en el final de los años 70s, si no por haber sabido incorporar su actitud Punk a otros ritmos y estilos musicales, sin perder su identidad, integridad y energía.

Y eso es precisamente lo que describe a “Rudy Can’t Fail”, ya que es una canción de actitud Punk que denuncia, se rebela y se solidariza, utilizando un estilo muy cercano al Reagge jamaiquino, pero, con el inconfundible sello “The Clash”.

La letra, es una especie de diálogo entre los guitarristas y vocalistas Mick Jones y Joe Strummer, en el que uno arremeda a la gente que criticaba y se burlaba de los chicos “Rude” (“Rude Boys”. ver reseñas “Death of the Rude Boy” y “A message to you Rudy”) y el otro contesta defendiéndose, como si fuera uno de ellos.

“Hear them sayin’                                      /    Los oigo decir:

How you get a rude and a reckless?     /    ¿Cómo distingues a un descortés e imprudente?

Don’t you be so crude and a feckless   /    No seas tan violento e irresponsable

You been drinking brew for breakfast      /       Bebiste cerveza de desayuno

Rudie can’t fail                                            /    No falla, es un Rudie

Letra de la cacnión impresa en la funda del disco LP en Vynil

Letra de la canción impresa en la funda del disco LP en Vynil

El valor de la canción está en su interpretación, pues tiene muchos elementos como para parecerse significativamente a un ritmo Reagge, pero, conserva un estilo muy particular de “The Clash”: Las voces se alternan entre Jones y Strummer, pero no de manera melódica, sino más bien como recreando una conversación muy casual entre dos jóvenes, totalmente  despreocupados por lo que los demás piensan de ellos. También la distinguen, la velocidad en la ejecución y la inclusión de una frase-himno que raya en el Pop: “Rudie can’t fail”.

En todo caso, es otra canción pegajosa, cuyo principal valor es la crónica muy precisa de una época y con un sonido bastante atemporal, que al menos, invita a seguir el ritmo si no es que a intentar algunos pasitos de baile jamaiquino.

 

 

Desde la Ciudad de México.

JH

PD: Podrían escribirse muchas páginas acerca del álbum “London Calling”, en esta postdata solamente mencionaremos algunas de sus distinciones:

Según la revista Rolling Stone 1987, 100 mejores álbumes:  Lugar 14

Revista Rolling Stone 1989: Mejor disco de la década de los 80s

Revista NME 1993, los mejores álbumes de los 70s:  Lugar 6

Revista Q 1999, los 100 mejores discos de Gran Bretaña: Lugar 4

Revista Rolling Stone 2002, 500 mejores discos de la historia: Lugar 8

PD 2: Buena parte del sabor jamaiquino de la canción se debe a la inclusión de una sección de metales (Trompeta, saxofón, trombón), ya que “The Clash”, tenía la clásica formación del Rock’n’Roll: dos guitarras, un bajo y una batería.

Esta prestigiosa sección de metales se agrupa bajo el nombre “The Irish Horns”, quienes han trabajado en conjunto o como solistas con gente como: Graham Parker, “Katrina and the Waves”, U2, “The Boomtown Rats”, Cliff Richard, Elvis Costello, Rory Gallagher, Phil Lynott y muchos más.

PD 3: El álbum fue producido por Guy Stevens, quien previamente había trabajado con “Mott the hoople” (“All the Young dudes”) y con “Traffic” (Que incluía entre sus miembros a músicos de la talla de Steve Winwood y Jim Capaldi) y cuyos métodos de grabación se consideraban poco ortodoxos, pero que compaginaron con los miembros de “The Clash” ayudándolos a formar un grupo compacto y comprometido, lo cual se nota destacademente en el disco.

PD 4: El disco fue grabado en los Estudios Wessex en Londres, donde también grabaron, entre otros, “The Sex Pistols” y “The Pretenders”

Stevens murió de manera trágica al poco tiempo de publicarse su obra maestra.

PD 4: Al final de la canción, la letra hace referencia hacia una de las prendas características de los “Rude Boys”, el sombrero tipo “Pork Pie”.

 

En la letra de la canción, se hace mención específica a este tipo de dombreros, típiocos de los "Rude Boys" "You think you're pretty hot In your pork pie hat But...Rudie can't fail"

En la letra de la canción, se hace mención específica a este tipo de sombreros, típicos de los “Rude Boys”
“You think you’re pretty hot
In your pork pie hat
But…Rudie can’t fail”

 

Esta canción se escucha mejor con audífonos Sennheiser

Anuncios

Can’t stand losing you The Police

Hola,

Existen canciones que pueden analizarse desde varios ángulos porque ofrecen distintos elementos que se prestan al análisis, al debate o a la simple documentación.

Es el caso de la canción de esta semana que, como muchas otras, tiene el tema del rompimiento amoroso; aquí, desde el punto de vista del chavo que se entera que fue cortado.

La escena descrita en el primer verso es tan típica y está narrada en una forma tan directa, que no deja dudas acerca de que es la vivencia de un adolescente, de cualquier adolescente; es la narración de una experiencia que pudo ser tuya, o mía. Y nos genera quizá, una sonrisa. Hasta aquí, la identificación es plena y no aparecen las pretensiones, ni las sofisticaciones que vendrían tan solo unos años después, en las letras del mismo autor.

Viene luego el primer coro, que es el ingrediente punk/reggaesco que le permitió a la canción disfrazar el antecedente jazzístico y virtuoso de los integrantes del grupo, lo cual a su vez, les facilitó integrarse a la corriente musical de vanguardia de la época.

A continuación, llega el segundo verso que no solo nos mueve a la risa, sino que además, constituye un testimonio de ciertos aspectos muy puntuales de la cotidianeidad de la época, que hoy ya no existen. Entre el humor de la letra y el ritmo de la canción, es fácilmente posible caer en la tentación de comenzar a bailar.

Después de un segundo coro, llega el último verso que magistralmente le da un giro al tema convirtiendo un berrinche en una nota suicida, pero, envuelta en un ritmo atrayente y narrada con una voz con un tono tan suave e  inocente que es difícil descubrir el verdadero fondo y entonces, dejar de bailar.

Se trata de Can’t stand losing you” de “The Police”, del disco “Outlandos d’Amour” de 1978.

Desde la Ciudad más grande del Mundo,

JH

PD: En sus primeras presentaciones en vivo y debido al pequeño número de canciones que tenían, el grupo solía improvisar a la manera del jazz, justo a la mitad de esta canción, para hacerla más larga y así poder cumplir con el tiempo establecido para los shows.

PD 2: Esta (y otras canciones) de “The Police” son tan genuinamente adolescentes (energéticas, berrinchudas, rebeldes, contradictorias), que es muy difícil conciliarlas versus la imagen actual de los integrantes del grupo; la ejecución sigue siendo brillante, pero, como que ya es difícil creerles que se identifican con el mensaje.

PD 3: La portada del sencillo (45 RPM) de esta canción, presenta a una persona ahorcada, lo cual, choca tremendamente con su humor musical, más bien alegre. Incluso, la BBC vetó la canción debido a su sugerente insinuación de suicidio.

 

¿Así o más gráfico? El modelo de la foto no es otro que Stewart Copeland, baterista del grupo

¿Así o más gráfico? El modelo de la foto no es otro que Stewart Copeland, baterista del grupo

 

PD 4: A pesar de su imagen, “The Police” no puede considerarse como una banda netamente Punk; pero sí como la que pudo combinar de manera más exitosa, el espíritu punk, con la ejecución profesional y las letras más ingeniosas, lo que a la postre los llevaría a ser el grupo más importante del mundo, allá por 1983/84.